nav-left cat-right
cat-right

Piedra artificial y Escayola Serranía

El talento organizativo de Juan Moreno Becerra, ha sido lo que ha hecho que su empresa se haya ido afianzando en la comarca.

Con unas ideas muy claras sobre cómo atraer sus clientes, motivarlos, fidelizarlos y desarrollar lo mejor posible su profesión ha ido poco a poco siendo el marco de referencia para la mayoría de empresas constructoras de la zona a la hora de contar con una serie específica de productos para la construcción y la decoración. Piedra artificial y escayola.

Esta empresa, al frente siempre de Juan Moreno, ha contado con gran capacidad en recursos humanos, ya que Juan contó desde un principio con la ayuda de su familia, y con el apoyo y estímulo de sus amigos que le fueron animando para que no se rindiera y sacara adelante su proyecto. Juan era albañil, después de la Expo del 92 hubo un bache muy grande en la construcción, fue entonces cuando su familia y él lo pasaron un poco mal, pero gracias a eso, a su talento organizativo, empezó a hacer moldes de escayola y a conseguir poco a poco algunos resultados buenos.

El crecimiento de esta empresa no ha sido muy rápido, porque lo que se ha buscado desde un principio ha sido el afianzamiento, el ir conquistando el mercado con la calidad, los precios y con los trabajos bien hechos y eso lógicamente se ha llevado su tiempo y su dedicación. Ha ido aumentando las ventas poco a poco a la par que ha ido consolidando la calidad de sus materiales y los buenos acabados hasta tal punto que se ha visto que trabajos iguales no se pueden encontrar en la zona. Así, su clientela está repartida por toda la Serranía: Gaucín, Algatocín, Arriate, Cartajima, Júzcar, Igualeja, Benaoján, Montejaque, Cortes de la Frontera, Teba, El Burgo, Cuevas del Becerro, Algodonales, El Gastor, Alcalá del Valle, Yunquera, Serrato, Ronda… También dice Juan que antes, cuando él empezó a trabajar esto, no todo el mundo se podía permitir tener una balaustrada o cualquier trabajo de piedra artificial, era muy caro. Como tres veces lo que puede costar ahora, con el inconveniente además de que los sueldos eran más bajos. Hoy en día todo el mundo puede tener un trabajo de estos en su vivienda o en su casa de campo ya que los precios son muy asequibles.

Desde un principio había dos máximas en esta empresa: la primera que tenían que realizar un producto de tan alta calidad y tan bonito, que tenían que crear demanda y el segundo que con cualquier cliente compre mucho o poco, lo que prima es la atención, la amabilidad y la ayuda al cliente para que esté satisfecho con lo que compra, ya que será un elemento decorativo que influirá bastante en el ambiente y en la imagen que quiera dar a la construcción para la que lo demanda.

Columnas, balaustradas, fuentes, peanas, resercados para puertas y ventanas, zócalos, obeliscos, tipos de figuras decorativas como águilas o lo que el cliente tenga pensado en concreto, letreros en piedra con la inscripción que se desee (como el que señaliza la ruina romana de Acinipo) que se hacen sincelando la falsa piedra a mano, bordes de piscina en loza de granito realizadas por ellos mismos, únicas ya que tienen la gran cualidad de no resbalar y además de no ser porosas, y todo tipo de molduras en escayola…

Lo mejor de esta empresa es que, al intentar satisfacer al cliente, trabajan por encargo en caso de que lo que tienen realizado no se adapte a lo que el cliente busca.

Trabajan tanto para empresas constructoras, que son normalmente grandes cantidades las que demandan, como para particulares, a todo el mundo se le atiende en esta empresa, ya que lo que los trabajos que realiza Piedra Artificial y Escayola Serranía, encuentran su lugar tanto en construcciones modernas como en las rústicas porque el producto se puede adaptar a ambos casos.

Piedra Artificial y Escayola Serranía se puede contar también como una empresa de artesanos porque todas las piezas que se realizan tienen que pasar una por una por las manos de los trabajadores. La talla evidentemente, pero los trabajos de escayola también, los moldes se rellenan manualmente y el vaciado también se hace a mano. Cada una de las piezas después son repasadas y lijadas una por una.

Es evidente que Piedra Artificial y Escayola Serranía marca la diferencia en este sector porque cuida todos los detalles importantes para que una empresa permanezca en el mercado. Brindan un servicio personalizado porque lo que ofrecen les da la capacidad para poder tener satisfechos a sus clientes, manteniendo ese espíritu de superación y de búsqueda de lo mejor para ofrecer.

.

.

Artículo de Isabel María Sánchez Heras publicado en el número 13 de la revista La Serranía en noviembre-diciembre de 2001.

 © Editorial La Serranía, S.L. Prohibida la reproducción de textos y fotografías sin autorización previa y por escrito. Todos los derechos reservados.



Deja un comentario